“Antes tardábamos 2 o 3 horas en procesar un pedido, ahora es online”

“Este servicio es un aliado para poder vender mejor, es una herramienta básica para cualquier empresa y sobre todo para una en crecimiento.”

Testimonio de Gladys Ingulotti, Gerenta Comercial de GRANDWICH

El primer beneficio que se hace notar son las horas de trabajo, que la persona ahora se dedica a hacer otra cosa. Te evitas la carga operativa, toda la transmisión de información es automática y la capacidad y el tiempo de análisis del recurso humano tiene un valor agregado porque sirve para, por ejemplo, idear estrategias de venta, saber por qué me compró más o menos de un producto. Este servicio es un aliado para poder vender mejor, es una herramienta básica para cualquier empresa y sobre todo para una en crecimiento.

Si bien teníamos otro prestador notábamos que no nos brindaba soluciones que nosotros necesitábamos y Planexware las tenía. La negociación fue sin prisa pero sin pausa, porque cuantos más procesos automáticos haya, mejor. Hoy todo lo que sea automatizar nos hace ganar, no perder. Ni siquiera a nivel recurso humano, porque estas herramientas me permiten aprovecharlos mejor.

Para nosotros es importantísima la orden de compra porque nuestro plan de producción está atado a ella, al ser frescos no podés tener stock.  Es necesario ser productivo, no podemos sacarle ni un minuto de “vida útil” a la mercadería porque se traduce en que el cliente le saque “vida útil” al consumidor final. Nuestro proceso anterior implicaba bajar pedidos en pdf, imprimirlos, revisarlos uno por uno y después cargarlas en nuestro sistema. Había triple posibilidad de error: del emisor al mandar una orden de compra, de impresión y en el tipeo. Un pedido de un cliente, que es un bloque de órdenes de compra, tardaba no menos de 2 o 3 horas en ser procesado. Hoy todos esos pasos están obviados. Directamente llega la orden de compra, se acepta o no se acepta. Disminuyó el tiempo de tareas de las personas y eliminó los procesos que son monótonos y tienden al error.

El proceso de facturación y cobro se agilizó tanto y los clientes estaban tan ávidos de que nos sumáramos, que hoy las facturas se concilian y se pasan a tesorería de forma online. Está todo aceitado, no hay posibilidad de retrasos. Achicamos los plazos de pago, todo el conflicto que suponía hacer una presentación de facturas con un reclamo en ventanilla queda eliminado.